Cerrar

Gira tu dispositivo para ver este video

El huevo: importante fuente de proteína

Ver Video
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir via Email

Nutrición

Publicado el 13 de Junio del 2017

El huevo es un alimento de habitual consumo, elegido por muchos por tener diversos nutrientes y aportar pocas calorías, y famoso por su contenido de proteína, uno de sus principales nutrientes. 

Un huevo contiene aproximadamente 6gr de proteína, repartida entre la clara y la yema. En la clara se encuentran las proteínas ovoalbúmina, ovomucina y lisozima; el resto de la proteína se encuentra en la yema en forma de lipoproteínas. 

Existen dos razones por las que las proteínas del huevo son importantes: 1) por su digestibilidad (capacidad que tiene el cuerpo de absorber la proteína y disponer de ella o utilizarla para las funciones del cuerpo) y 2) por su composición de aminoácidos que las hace proteínas de alto valor biológico. 

Pero, ¿qué quiere decir exactamente esto? Si comparamos las proteínas con un tren, los vagones serían los aminoácidos y el tren sería la proteína, es decir; los aminoácidos son las unidades que forman las proteínas. Cabe destacar que los aminoácidos son muy importantes, pues desarrollan funciones en distintas partes del cuerpo. Cuando leemos que las proteínas del huevo son de alto valor biológico quiere decir que sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales (aquellos que solo se pueden obtener por medio de la dieta) y en la proporción adecuada para cubrir las necesidades de las personas. De hecho, las proteínas del huevo pueden equipararse a las proteínas que encontramos en las carnes y pescados, con la ventaja de no aumentar el ácido úrico, convirtiéndolo en un alimento estratégico para las personas que sufren de gota. 

El consumo de proteínas de alta calidad como la del huevo es fundamental para mantener, además, la masa muscular y la fuerza de los músculos, lo que es importante en todo momento de la vida y la de todos, no sólo en deportistas. Una musculatura fuerte garantiza el crecimiento adecuado en los niños y jóvenes, evita malas posturas, futuros problemas en los adultos y una vejez funcional e independiente en los adultos mayores. 

Recuerda también que el consumo de huevo lo puedes extender a cualquier momento del día, no necesariamente lo debes dejar para el desayuno; ya que aporta nutrientes de excelente calidad. Consúmelo más y en distintas preparaciones, como en el almuerzo o en la cena.