Come huevos pero con la yema, por favor

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir via Email

Noticias

Publicado el 16 de Enero del 2019

“No comas tanto huevo, se te puede subir el colesterol”, “Yo no como la yema del huevo, solo la clara. porque me engorda”. Seguro alguna vez has escuchado uno de estos comentarios que surgen de mitos que hay alrededor del consumo del huevo. Queremos que conozcas la realidad del alimento más completo y principalmente los beneficios que tiene la grasa de la yema, la que en dietas fit suelen tirar a la basura.

Para empezar, ¿sabías que la yema del huevo cuenta con vitaminas A, D y E, proteínas, y nutrientes esenciales como el fósforo, potasio y sodio? ¡Así es! Y todos estos nutrientes cumplen la función de aportar calorías y grasas saludables que tu cuerpo necesitan. Y eso no es todo, además en la yema del huevo encontramos ácido linoleico, un ácido graso esencial para la formación del cerebro y el sistema nervioso que regula la presión arterial, la viscosidad de la sangre, el sistema inmune y la respuesta inflamatoria. También contiene ácido oleico, que ayuda a cuidar los vasos sanguíneos, reduciendo enfermedades cardiovasculares y hepáticas.

El huevo, y sobre todo la yema, dentro de tu alimentación y la de toda tu familia tiene grandes beneficios para su salud y organismo. No evites su consumo y, por el contrario, asegúrate que esté en tu día a día. Anímate a explorar la versatilidad de tus Kikes en todo tipo de preparaciones que podrás encontrar aquí: http://bit.ly/2Qz2Mew